Puntilleando

Una de las primeras cosas que aprendí a hacer en esto de las labores fue a bolillar (o lo que es más correcto decir, hacer bolillos).

Me enseñó una vecina madre de una amiga del colegio. Lo más curioso de todo es que yo no quería ir pero mi madre insistió en que me anotase en el curso y pasase una tarde con más compañeras de cole a la vez que aprendía a hacer algo tan bonito.

Al principio iba un poco desganada pero en cuanto vi lo que era me entusiasmó, hasta tal punto que empecé a hacer bolillos cuando cursaba 7º de EGB y ahora con 30 años todavía hago mis cositas de vez en cuando. A decir verdad, nunca le podré agradecer lo suficiente a mi madre que se pusiera pesada y me (casi) obligara a ir a clases de bolillos.

Mi último trabajo en bolillos son estos tapetes que quiero poner en las mesitas de noche y coqueta de mi habitación.

Están hechas con hilo de nº40  en color curdo. El esquema lo saqué de este muestrario puesto en la web de la Fundación da Artesanía de Galicia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s